¿POLÍTICOS?: MAESTROS, PROFESORES, ENFERMEROS, TERCER SECTOR, GERONTÓLOGOS Y PSIQUIATRAS, ¡POR FAVOR!

Una crisis sanitaria que atañe a todos los ciudadanos, y un estado de emergencia que condiciona cada minuto de nuestro día, semana tras semana, durante meses, … Dos situaciones simultáneas y bien distintas que han sacudido a la sociedad entera, y al frente ¡¡¡un puñado de políticos!!! ¿Desde cuando la población confía en los políticos? ¿Desde cuando nuestros políticos son un referente de coherencia, una autoridad moral digna de respeto para la mayoría de la población?

Sin entrar en valoraciones de los líderes, ni de los partidos, ni siquiera de las ideologías; sin distinguir derechas ni izquierdas, conservadores ni progresistas, monárquicos ni independentistas; sin poner en duda el valor profundo del término democracia; me hago la siguiente pregunta: son los políticos las personas con las que la población se siente identificada,en los que la población confía?

No eran batallas políticas lo que hubiera querido leer en los periódicos en unos momentos sin precedentes. Esperaba un comportamiento distinto para una situación distinta, esperaba coherencia y unión, esperaba líderes a la altura de las circunstancias, y estaba convencida de que sería así… Ingenua.

Se ha utilizado el estado de alarma para negociar, para criticar, para sacar trapos sucios, para echarse las culpas, para alimentar la misma dinámica política de siempre en una situación nunca vivida. Y lo de siempre no funciona siempre, sobre todo ahora, que no estamos como siempre. Necesitaba algo nuevo, y tan antiguo como la sociedad misma: necesitaba coherencia y espíritu de superación de costumbres enquistadas y obsoletas.

Esperaba cooperación y responsabilidad colectiva, esa que piden a la población usando mascarillas incomodísimas y despersonalizadoras y manteniendo una horrenda distancia social, alejándonos de nuestros familiares, amigos y vecinos y paseando reloj en mano. Ésa que juzgan cuando falta en las calles o en las playas, y sancionan con avisos avergonzantes en público o multas que mucha gente a día de hoy no podrían pagar.

¿Dónde hemos de aprender tal actitud de cooperación y responsabilidad? ¿De quién? ¿Por qué no han estado presentes nuestros profesionales a los que les confiamos la vida, la salud, la estabilidad emocional, el bienestar de nuestros mayores y de nuestros pequeños? ¿Por qué no hemos visto representados los sectores que se ocupan de los más vulnerables de nuestra sociedad?

Quizás hubiese sido diferente si la persona encargada de transmitirnos día a día la situación y las normas a seguir hubiese sido un profesor, un simple y llano profesor vocacional, experto en educación y en enseñanza, porque todos tenemos mucho que aprender para adaptarnos a lo que nos está ocurriendo. ¡¡Todo profesor con experiencia sabe que no se pueden dar 209 normas!! Tres, bien dadas, con frases cortas y claras, tres irrenunciables, y con las demás, capear el temporal. Todo profesor sabe que, afortunadamente, no hay nada que se pueda controlar al 100% cuando hablamos de personas. Todo profesor sabe que la humildad y el error no están exentos de responsabilidad. Y todo alumno presiente intuitivamente cuándo un profesor actúa por los chavales, poniendo a cada uno de ellos en el centro, y cuando actúa por si mismo, poniendo su persona y sus expectativas en el centro.

Quizás hubiese sido diferente si se hubiesen procurado a los maestros de nuestros peques esas tres normas claras con argumentos coherentes que ellos hubiesen sabido transmitir a sus niños y niñas, porque sólo ellos saben llegar a los corazones de los mas pequeños a través incluso de una pantalla llena de cuadraditos. Quizás esa intervención habría llevado paz y alivio a algunos hogares, por no aventurarme a decir que a muchos.

Quizás hubiese sido distinto si en el comité no hubieran sólo epidemiólogos, sino también nuestros enfermeros y enfermeras, y personal sanitario en general, los que están en las trincheras del dolor humano en los momentos de enfermedad y de agonía.

Quizás habría sido más sano para todos si en el equipo hubieran habido profesionales de la salud mental, psicológica y emocional de las personas. Porque las consecuencias se hacen sentir por doquier, en la calle, en el supermercado, en los encuentros casuales y en los provocados. Hay miedo, y recelo, y hasta criminalización del prójimo. Estamos dejando de vivir para conservar la vida, y nos planteamos dicha supervivencia de semana en semana, esperando saber si la semana que viene podré seguir sobreviviendo saliendo a hacer deporte o sentándome en una terraza.

Quizás habría sido muy lógico tener en el equipo a los profesionales a quienes confiamos a los más mayores, el grupo de más riesgo. Habría sido inteligente no solo para preservar la vida de más ancianos, sino también para darles la dignidad que merecen, y para preservar la moral de los trabajadores de geriatría.

Y cómo no hablar de las capas más vulnerables de nuestra sociedad, cuyos problemas forman parte de todos nosotros, los vemos día tras días integrados en innumerables rincones de nuestra geografía. Cómo obviar al tercer sector, público y privado, administrativo o asociativo, profesional y voluntario. Quizás hubiese sido bueno contar con su visión, su experiencia y su punto de vista, la de personas avezadas a convivir con la injusticia, el sufrimiento, la pobreza, la marginación e incluso la muerte, y sin embargo a seguir luchando.

Soy consciente de que me dejo figuras esenciales como quizás guías espirituales, expertos de la condición física, economistas o banqueros éticos …

En fin, quizás con un equipo independiente, fuera de la política, representando los magníficos profesionales llenos de autoridad moral que tenemos en nuestra sociedad, solo quizás las cosas serían diferentes, serían mejores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s